¿Cuál es la diferencia entre una conexión monofásica y una trifásica?

¿Cuál es la diferencia entre una conexión monofásica y una trifásica?

Esta pregunta se elabora con frecuencia a la hora de entender cuál es la potencia necesaria para tu hogar o local comercial. Conocer las características y los tipos de potencia de una conexión monofásica y trifásica ayuda a despejar las dudas sobre qué tipo de instalación se requiere y qué productos utilizar. 

A primera vista puede sonar complejo y técnico, pero aquí te daremos aspectos generales para aclarar cuál es la conexión más conveniente según tus necesidades.

Principales diferencias

Toda vivienda o local comercial posee un contador que conecta la red de distribución eléctrica y a la instalación domestica. Esta instalación y su contador eléctrico pueden estar configurados de forma monofásica o bien, trifásica. En líneas generales su principal diferencia reside en la variación de la corriente que circula entre una corriente alterna monofásica y trifásica y permiten potencias de alimentación diferentes.

Contar con una conexión monofásica o trifásica afecta no sólo al tipo de consumo sino a la fuerza que su instalación posee, permitiéndole o restringiendo el uso de diversos aparatos eléctricos.

Qué es una instalación monofásica

Este tipo de instalación son las más habituales para uso doméstico, encontrándose en viviendas. La misma consiste en circular la corriente por una sola vía, es decir, por un solo cable, por ende, la instalación monofásica posee una sola fase y dispone de una única corriente alterna. Este tipo de instalaciones tienen una vía de entrada en los puntos de suministro y regresan por otra vía llamada “cable neutro”.

 Sus tensiones normalizadas se fijan entre los 220 y los 230 voltios por lo tanto, si desea hacer el cálculo de la potencia monofásica que necesitas traducida a kilowatts, su relación es de 13,86 kW para 220 voltios y 14,49 kW para 230 voltios.

Los electrodomésticos que verifique una potencia de 220 v serán de tipo monofásico y su consumo es menor, por lo tanto resultan tanto más económicos. A la hora de tomar los recaudos necesarios para preservar los electrodomésticos, cabe destacar que la conexión monofásica, al disponer de una sola fase o corriente alterna, no varía en voltaje, por lo que los equipos conectados no sufrirán variaciones dramáticas en su alimentación eléctrica.

Podemos concluir que la instalación monofásica todos los aparatos eléctricos están conectados a una sola fase, es decir a un único circuito eléctrico.

Razones para elegir una instalación monofásica

  • El tipo de consumo no requiere volúmenes de corriente potentes
  • Se trata de un espacio donde no se utilizan aparatos o maquinaria que requieren de una energía alta, como es el caso de las industrias.
  • Como ventaja, este tipo de conexiones aporta un mayor ahorro económico en el consumo eléctrico.

Qué es una instalación trifásica

Por otro lado tenemos las instalaciones de red trifásica las cuales encontramos en edificios comerciales, industrias y curiosamente en algunas viviendas antiguas. Las instalaciones trifásicas cuentan con tres fases y con tres corrientes alternas diferentes, que dividen la potencia entre tres vías.

Sus tensiones normalizadas se fijan entre 380 y 400 voltios y requieren de una portencia mínima de 15 Kw. El modo de comprobar si la instalación de tu hogar o comercio es trifásica, es a través del Interruptor de Control de Potencia (ICP). El ICP es un interruptor visible que funciona como mecanismo de seguridad ante una sobrecarga y va integrado en el contador de luz.

Por último, entendemos que la conexión trifásica dispone de tres fases para la distribución de la electricidad. Es decir, que son tres circuitos que alimentan distintas partes de la casa.

Razones por las cuales elegir una conexión trifásica

·         Si se requiere de una gran potencia como por ejemplo para una industria o empresa, donde las maquinarias y el tipo de instalaciones necesitan un gran volumen de corriente.

·         Si el domicilio se encuentra a gran distancia con el punto de conexión con la red eléctrica, lo que suele suceder en áreas rurales.

·         Si se posee aparatos por diversas actividades que demanden gran cantidad de energía.

Componentes de calidad

Ya sea que se trate de una instalación monofásica o trifásica, se requiere contar con las piezas adecuadas para montar sus conexiones y garantizar el funcionamiento y la seguridad de la misma. Para contar con materiales de calidad, lo invitamos a que revise nuestro catálogo de productos y que evalúe las facilidades y ventajas que ofrecemos.

Si tiene cualquier tipo de duda sobre cuál es la instalación más conveniente o cómo llevarla a cabo, puede contactarse con nosotros a través de nuestros distintos canales de comunicación. Puede llamarnos al (011) 4204- 6986 o por Whatsapp al (011) 2845-1507. Si lo desea, también puede escribirnos a info@variplast.com.ar.

Esperamos que la información de esta nota le haya sido de utilidad.